Entre lo festivo y lo tradicional

       El juego de la cucaña se remonta a orígenes primigenios en los que el homo sapiens debió sortear acciones físicas para conseguir alimentos en lugares de difícil acceso. La habilidad devino en juego, y éste, en rito; finalmente, en elemento festivo con carácter simbólico. El juego ritual de la cucaña se canonizó con el devenir del tiempo pues, Italia lo adoptó en el siglo XVI popularizándolo por toda Europa. La conquista española y portuguesa durante el siglo XV permitió ingresar a Latinoamérica este lúdico ritual tomando distintas designaciones. En Ecuador se denomina "palo ensebado". 

    La historia primigenia de la Danza nos remite a los orígenes de los primeros grupos humanos que, mediante rítmicos movimientos, resaltaban las potencialidades físico-mecánicas del cuerpo tales como: flexiblidad, coordinación, resistencia y fuerza; características utilizadas para ejecutar movimientos corporales previamente racionalizados y conceptualizados que representaban los ritos y sacrificios en honor a las deidades creadoras del universo.