La acción del homo sapiens de generar sonidos, con una intención, primero comunicativa, y luego con intención estética mediante la utilización de los diversos objetos presentes en la naturaleza, han estimulado la habilidad basada en la curiosidad científica del hombre contemporáneo.

Las paradojas del Sanjuanito

                        

   El sanjuanito como género musical del Ecuador se destaca por su contrapunto sonoro pues las formas melódicas de sus tonos transmiten cierta alegría; sin embargo sus contenidos líricos evidencian la nostalgia de un pueblo que canta sus vicisitudes diarias del amor, el desamor, la tristeza y la muerte. 

     "El que canta ora dos veces"  San Agustín

    La voz humana es un instrumento musical natural muy delicado por lo que es necesario el calentamiento previo como fase a la ejecución del canto. Es importante que la voz se adecúe al espacio, por lo que el cantante debe crear una atmósfera ideal que le genere comodidad y bienestar durante el performance.

    

     Los instrumentos musicales de viento generan sonidos por intervención directa de la intensidad y la frecuencia de la expulsión del aire desde los pulmones hacia la boca, y el modo con el que son matizados por el movimiento de la lengua y de los labios.

 

    

  La especie humana ha desarrollado a través del tiempo, la capacidad de controlar su aparato fonador para fines específicos: la primera, por sobrevivencia y la segunda para la reproducción.

  La voz es utilizada para salir de las situaciones de peligro, aullentando a los depredadores mediante la producción de sonidos graves, para evocar a sus congéneres en su ayuda, y los sonidos agudos como los neonatos o los sonidos combinados rítmicamente en distintas frecuencias y altitudes, para realizar el ritual de apareamiento.

  Estos antecedentes fonéticos son los que dan origen a una de las cualidades estéticas de la voz humana: el canto con el cual el hombre, con intención emotiva y poética, expresa sus sentimientos a través de sonidos musicales, por ello es importante aproximarse a la morfología del aparato fonador y sus cualidades sonoras, el cual permite respirar, articular palabras y producir melodías. 

   El aparato fonador físicamente se compone de varios elementos: los pulmones, lugar por donde ingresa el aire el cual al ser expulsado atraviesa la laringe, el velo del paladar e ingresa a la cavidad bucal cumpuesta a su vez por el paladar, los alveolos, la lengua, los dientes, los labios, todo un sistema de órganos que cada uno de ellos de forma  independientemente, tienen su propia mecánica de funcionamiento.

   Con estos componentes el aparato fonador es capaz de producir sonidos guturales, de articular palabras, este último es el que da origen a las lenguas. 

   En el caso específico de la voz, como instrumento musical, es conveniente decir que necesita una metodología para el desarrollo musical, por lo que es importante aproximarse a su anatomía y sus funciones biomecánicas primordiales.