El deporte, inicialmente concebido  como una actividad física, se constituye en un elemento significativo de análisis cultural, que parte desde una actividad de ocio hasta un punto de convergencia de códigos culturales a ser interpretables por la semiótica cultural.

   El voley como en los otros deportes, promueve el sentido de pertenencia a un determinado grupo social; sea que éste se refiera al núcleo familiar, al vecindario, al barrio,  a una institución, a un sector urbano, a una ciudad e incluso a una nación.

  Es una actividad sana, lúdica que unifica y propicia la participación activa, crea valores de competencia, de emprendimiento económico y finalmente, afianza la interrelación humana.

  

            

  El Deporte es el cuarto elemento cultural por cuanto se relaciona con la actividad física del hombre que de manera complementaria, a la Ciencia, al Arte y a la Técnica proporciona  vitalidad y fortalecimiento corporal y neuronal para el contínuo desarrollo de su inteligencia. 

     Participar en algun tipo de deporte mejora la salud, con beneficios económicos asociados.

    Cualquiera que sea nuestra edad, el ser físicamente activo puede ayudarnos a llevar una vida más saludable, pues la actividad física regular puede reducir el riesgo de muchas afecciones crónicas para la salud.