El cuerpo humano, desde el punto de vista biológico, es una estructura compuesta por varios sistemas de sistemas, entre ellos el cardiovascular que, desde los primates bipedestacionarios, evolucionó biológica, cerebral y físicamente para adaptarse a las condiciones geográficas adversas.

   El deporte, inicialmente concebido  como una actividad física, se constituye en un elemento significativo de análisis cultural, que parte desde una actividad de ocio hasta un punto de convergencia de códigos culturales a ser interpretables por la semiótica cultural.

            

  El Deporte es el cuarto elemento cultural por cuanto se relaciona con la actividad física del hombre, que de manera complementaria a la Ciencia, al Arte y a la Técnica proporciona vitalidad y fortalecimiento corporal y neuronal para el contínuo desarrollo de su inteligencia. 

     Participar en algun tipo de deporte mejora la salud, con beneficios económicos asociados.

    Cualquiera que sea nuestra edad, el ser físicamente activo puede ayudarnos a llevar una vida más saludable, pues la actividad física regular puede reducir el riesgo de muchas afecciones crónicas para la salud.